Para continuar intentándolo…

Para continuar intentándolo, tienes que estar convencido de que algo puede cambiar. Luego debes preguntarte: ¿cómo puedo estar seguro de que voy a fallar sólo porque hasta ahora eso es lo que ha pasado? ¿Qué tendría que cambiar para que eso fuese diferente? ¿Cómo sé que he estado contemplando todas las posibilidades para hacer las cosas de otro modo? ¿Cómo saben los demás que no hay más posibilidades? ¿Cómo pueden saber lo que va a pasar en el futuro?

(…) Si crees que no puedes hacer alguna cosa, que no eres suficientemente listo, rico, guapo, que no tienes dinero, amigos o recursos para llevar a cabo tu objetivo, pregúntate ¿cómo lo sé? ¿Quién lo dice? ¿Cómo puedo estar tan seguro? O ¿cómo puede estar tan segura la persona que lo dijo? (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Anuncis

¿Qué es lo que hace que no me acabe de creer mi propio objetivo? ¿Cómo sabes que no tienes el talento suficiente?

Imagina que quieres ir al gimnasio para perder un poco de peso. Has intentado cambiar la etiqueta o codificación de la imagen de tu objetivo pero no has podido, o al menos no a un nivel aceptable.

Para intentar analizar el porqué  podemos preguntar: ¿qué es lo que hace que no me acabe de creer mi propio objetivo? ¿Qué tendría que cambiar para que me lo creyera más? ¿Qué tendría que hacer diferente?

Lo habitual es que la respuesta refleje una idea que yo tenga del mundo o de mí mismo: “no tengo el talento suficiente”; “voy a hacer el ridículo”; “va a ser muy duro y muy difícil”; “la gente no me respeta”, etc.

A todas estas respuestas, les puedes hacer otra pregunta: ¿cómo lo sabes? ¿Cómo sabes que no tienes el talento suficiente? ¿Cómo sabes que vas a hacer el ridículo?

Este punto es muy interesante porque nos permitirá determinar las cosas que debemos plantearnos:

a. La capacidad que tenemos para evaluar a otras personas que han dicho algo sobre nosotros.

b. La capacidad que tenemos de emitir juicios sobre aquello que va a pasar.

c. La relación que establecemos entre dos hechos.

d. El significado que le damos a algo.

(El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Define tu objetivo con precisión…

Define tu objetivo con precisión, quedando claro lo que quieres y lo que no quieres. Ponle detalles, fechas de inicio y de fin, datos concretos de lo que quieres conseguir. Defínelo de modo que dependa de ti al máximo.

Ahora convierte esas palabras en el lenguaje del cerebro: ¿qué tendrás que ver, oír o sentir para saber que ya has conseguido tu objetivo? Es decir, ¿cómo sería tu objetivo si ya fuera realidad? (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

El perdón libera mucho más al que perdona que al perdonado

juan-pablo-II-perdona-a-al-_agca

Para mí perdonar no es sinónimo de olvidar, sino que consiste en que, sin olvidar lo que ha pasado, y subrayando que es bueno que conozcamos que las cosas ocurrieron así, esos acontecimientos no generen rechazo hacia la persona “perdonada” aunque sí pueda rechazarse sin paliativos lo que pudo haber hecho. (…)

El perdón reduce, o incluso anula, el peso negativo de las malas experiencias en mi vida. Puedo perdonar a una persona y sencillamente no querer volver a verla nunca más. Pensaré: “Aquello ocurrió. Te perdono, no siento ira contra ti, no tengo ningún deseo de venganza pero tus valores y los míos no son compatibles, no tengo por qué vivir contigo”. (…)

El perdón libera mucho más al que perdona que al perdonado.

A quien vive en el rencor y el resentimiento, algo le come por dentro, porque no se ha liberado, no ha perdonado. El perdón ayuda a construir un futuro que no sea una simple prolongación del pasado.

El recuerdo tiene tres elementos. El primero es un dato objetivo que ocurrió. Si alguien me pega con una botella en la cabeza, el dato objetivo es la agresión, el golpe y la brecha que me produjo. El segundo elemento consiste en la emoción que experimenté en el mismo instante en el que se producía el acontecimiento. En este caso sería el dolor.

No sólo eso forma el recuerdo. Hay un tercer elemento que es clave y que consiste en la valoración, en la interpretación que hice de ese hecho. El conjunto es lo que crea la experiencia que nos queda.

Podemos transformar el registro de la memoria si conseguimos que quien recuerda evalúe los acontecimientos y sus emociones de una manerea diferente (Dr. MARIO ALONSO PUIG, La respuesta).

Proactius versus reactius, amb qui et quedes?

????????????????La proactivitat és una actitud en què la persona o l’organització assumeix el control de la seva conducta de manera activa fent prevaler la llibertat d’elecció sobre les circumstàncies del context. Però proactivitat no vol dir només prendre la iniciativa sinó assumir la responsabilitat de fer que les coses succeeixin, i decidir en cada moment què volem fer i com ho farem.

El terme proactivitat el va establir el neuròleg i psiquiatra austríac Victor Frankl, que va sobreviure als camps de concentració nazis. En el seu interessantíssim llibre “El hombre en busca de sentido” ens parla de la proactivitat però aquest terme es va fer molt popular anys després gràcies al best-seller “Los siete hábitos de las personas altamente efectivas” de l’autor Stephen R. Covey.

Per explicar-ho de manera més gràfica et proposo veure les diferències d’actitud i de llenguatge entre reactius i proactius.

Reactius: pessimista, falta d’iniciativa, excuses, retrocedeix, culpa els altres, inseguretat, desconfiança, arrogància, tancat, estancat, fracàs… I diu: no puc fer res, jo sóc així, no m’ho permetran, he de fer això, és que…

Proactius: optimista, oportunitats, objectius, crea canvi, reflexiona, actua, confia, humilitat, obert, dinamisme, èxit… I diu: examinem les nostres alternatives, puc optar per un enfocament diferent, controlo els meus sentiments, trio, prefereixo, puc aprendre, puc millorar, seré la meva millor versió…

Amb qui et quedes?