Siempre que pienses en tus sueños es importante que tengas en cuenta…

Siempre que pienses en tus sueños, en la dirección que quieres tomar, es importante que tengas en cuenta el efecto que todo esto puede provocar en tu propia ecología. Conozco a muchas personas que cuando consiguen su sueño de convertirse en alguien importante o reconocido tras luchar toda su vida por lograrlo, sienten que por el camino han perdido una parte de ellos mismos. Están divorciados, no ven prácticamente a sus hijos, han perdido el respecto de sus amigos, o simplemente han desarrollado una enfermedad grave.

La ecología va muy unida a los valores, porque, al fin y al cabo, los valores son todo aquello que es importante para nosotros. Así pues, con nuestra ecología también vamos a tener en cuenta aquello que es importante para poder así conseguir lo que nos proponemos.

Hay una fantástica película de los hermanos Marx en la que aparece una escena donde están viajando a toda velocidad en un tren a vapor cruzando el lejano Oeste americano. Groucho Marx está en la parte de delante de la locomotora y grita: “¡Traedme más madera! ¡Más madera! ¡Esto es la guerra!”. Cuando se termina todo el combustible del tren, sólo les queda empezar a quemar toda la madera de los vagones para seguir avanzando. En una de las últimas escenas, prácticamente lo único que se ven son las plataformas de los vagones y a los pobres viajeros, caminando de pie por encima de ellas.

Esta imagen me resulta una buena metáfora de lo que estamos hablando: si empiezas a consumir toda la madera de tu tren, tarde o temprano te vas a quedar sin y ya no vas a poder seguir avanzando.

Una agradable cena con unos amigos, una tarde paseando por el parque con tu pareja, leer tranquilamente un libro bajo la sombra de un bonito árbol, o simplemente estar sentado en el sofá viendo una película relajado, puede parecer que no nos acerca a nuestro objetivo, pero quizá es precisamente lo que necesitas para conservar ese sutil equilibrio. Sacrificar parte de tu ecología, suele llevar a desequilibrios emocionales que acaban pasando una elevada factura a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

A veces, pensamos que lo podemos sacrificar todo, simplemente porque creemos que el objetivo es más importante que nosotros mismos. Por muy honorable que sea el motivo que justifique tanto sacrificio, lo más probable es que no sea muy sostenible en el tiempo. Los sacrificios caracterizan a los héroes, pero a los héroes que no tienen otra alternativa. Un héroe es mucho más valioso vivo que muerto. Piénsalo: puede que esa acción fuera muy heroica, pero si ese héroe muere ya no se podrá repetir más. (…)

La ecología es vital para el mantenimiento de las condiciones de vida en nuestro maravilloso puntito azul en medio del universo, pero también lo es de nuestro propio universo interior.

Cuando ésta se deteriora, empezamos a experimentar problemas. Nos sentimos cansados, con poca motivación, tristes, sin ilusión. A veces, al principio, esas sensaciones no son muy intensas y quedan eclipsadas por el día a día, por la emoción de conseguir más, o por los problemas y preocupaciones a los que nos enfrentamos.

Ése es un buen momento para apretar el botón de parada de emergencia y revisar cómo te siente, y que hace que te sientas así. Revisa si alguna parte de tu ecología personal se está degradando, y revisa qué está pasando con tu objetivo y con el modo de conseguirlo. ¡Tú vales muchísimo más que tu objetivo! ¡Seguro! (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Para ti ese momento lo puede significar todo

“Si estás con una persona, tan sólo debes estar con ella, no debes pensar en nadie más o en lo que vas a hacer luego. Es una falta de respeto. Quién está delante de ti, merece que lo hagas lo mejor posible y que no lo menosprecies desviando parte de tu atención.

Si adoptas esa actitud ante la vida, todos los minutos y todos los segundos pueden estar repletos de experiencias, de detalles, de momentos irrepetibles. Quizá sea una flor que te encuentres en el camino, quizá sea el regalo de un atardecer o las palabras de un amigo. Quizá sea un pequeño triunfo en tu epopeya personal. Quizá para nadie más sea importante, pero para ti ese momento lo puede significar todo.

Un movimiento bien hecho, un pequeño resultado, un gesto de aceptación por parte de alguien… En ese microcosmos lo insignificante, lo indetectable se convierte en lo único que necesitas para sentir una explosión de satisfacción dentro de ti. Nada más. No hay intensos paisajes, no hay emociones fuertes, sólo los matices delicados y sutiles de una experiencia que llena y nutre cada una de tus células para que puedas proseguir tu viaje hacia tu destino final” (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Quan ho pronuncies desapareix…

????????????????????????????????????????????????????Hi ha molts moments a la vida i moltes situacions ens les que el millor que podem fer és restar en silenci. Un silenci eloqüent que expressa la nostra proximitat a una persona que pateix o la nostra necessitat de pair allò que anem vivint i experimentant perquè molts aspectes de la vida humana no deixen de ser un misteri.

El silenci ens permet obrir els ulls, les orelles i tots els nostres sentits però sobretot ens permet escoltar el cor; i el cor entès com a centre d’operacions, com el lloc on guardem els sentiments i els valors més profunds, més autèntics, més reals…

Sense silenci, la superficialitat queda a flor de pell i la nostra capacitat d’anàlisi i reflexió esdevé fàcilment dirigida per aquell que fa més soroll sigui qui sigui; i tots tenim els nostres sorolls. Sense silenci anem fent amb la inèrcia dels nostres hàbits i creences ja siguin potenciadores o limitants.

El silenci ens permet aprofundir, reflexionar, centrar-nos en allò realment important i necessari, corregir el rumb, tornar-lo a corregir, rectificar, fer memòria, recordar, trobar la serenitat, progressar, retrobar la il·lusió original, prestar atenció, obrir la mirada, contemplar el misteri… i sobretot, sobretot: escoltar-nos a nosaltres mateixos i escoltar el nostre cor.

Com deia l’endevinalla de la gran pel·lícula “La Vida és Bella”: “Quan ho pronuncies desapareix, què és? El silenci.”

Fácil de hacer… y de no hacer

2115784013_d8de680c37_o

El éxito proviene de la realización de pequeñas y simples acciones importantes realizadas cada día. Acciones simples que son fáciles de hacer… y de no hacer. El problema radica en que no sabemos o no queremos darnos cuenta de lo importante que son estas acciones. De la misma manera, el fracaso no proviene de un gran error, sino de una larga suma de cosas importantes no hechas durante un largo periodo (XESCO ESPAR, Jugar con el corazón).