Estar enfocado es vital

Estar enfocado es vital. Poner tu atención y tu fuerza en aquello que quieres hacer va a conseguir que tu mente movilice todos los recursos que necesites para lograr la fuerza interior que te permita mantener tu dirección y seguir apuntando hacia tu objetivo, la disciplina para continuar avanzando y mejorando, aprendiendo por el camino. Ésa es una de las virtudes de los héroes: tienen mucho más que fuerza, tienen poder. Lo más importante es que seas capaz de visualizar tu objetivo, y que simplemente sepas que tienes la fierza necesaria para conseguirlo (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Siempre que pienses en tus sueños es importante que tengas en cuenta…

Siempre que pienses en tus sueños, en la dirección que quieres tomar, es importante que tengas en cuenta el efecto que todo esto puede provocar en tu propia ecología. Conozco a muchas personas que cuando consiguen su sueño de convertirse en alguien importante o reconocido tras luchar toda su vida por lograrlo, sienten que por el camino han perdido una parte de ellos mismos. Están divorciados, no ven prácticamente a sus hijos, han perdido el respecto de sus amigos, o simplemente han desarrollado una enfermedad grave.

La ecología va muy unida a los valores, porque, al fin y al cabo, los valores son todo aquello que es importante para nosotros. Así pues, con nuestra ecología también vamos a tener en cuenta aquello que es importante para poder así conseguir lo que nos proponemos.

Hay una fantástica película de los hermanos Marx en la que aparece una escena donde están viajando a toda velocidad en un tren a vapor cruzando el lejano Oeste americano. Groucho Marx está en la parte de delante de la locomotora y grita: “¡Traedme más madera! ¡Más madera! ¡Esto es la guerra!”. Cuando se termina todo el combustible del tren, sólo les queda empezar a quemar toda la madera de los vagones para seguir avanzando. En una de las últimas escenas, prácticamente lo único que se ven son las plataformas de los vagones y a los pobres viajeros, caminando de pie por encima de ellas.

Esta imagen me resulta una buena metáfora de lo que estamos hablando: si empiezas a consumir toda la madera de tu tren, tarde o temprano te vas a quedar sin y ya no vas a poder seguir avanzando.

Una agradable cena con unos amigos, una tarde paseando por el parque con tu pareja, leer tranquilamente un libro bajo la sombra de un bonito árbol, o simplemente estar sentado en el sofá viendo una película relajado, puede parecer que no nos acerca a nuestro objetivo, pero quizá es precisamente lo que necesitas para conservar ese sutil equilibrio. Sacrificar parte de tu ecología, suele llevar a desequilibrios emocionales que acaban pasando una elevada factura a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

A veces, pensamos que lo podemos sacrificar todo, simplemente porque creemos que el objetivo es más importante que nosotros mismos. Por muy honorable que sea el motivo que justifique tanto sacrificio, lo más probable es que no sea muy sostenible en el tiempo. Los sacrificios caracterizan a los héroes, pero a los héroes que no tienen otra alternativa. Un héroe es mucho más valioso vivo que muerto. Piénsalo: puede que esa acción fuera muy heroica, pero si ese héroe muere ya no se podrá repetir más. (…)

La ecología es vital para el mantenimiento de las condiciones de vida en nuestro maravilloso puntito azul en medio del universo, pero también lo es de nuestro propio universo interior.

Cuando ésta se deteriora, empezamos a experimentar problemas. Nos sentimos cansados, con poca motivación, tristes, sin ilusión. A veces, al principio, esas sensaciones no son muy intensas y quedan eclipsadas por el día a día, por la emoción de conseguir más, o por los problemas y preocupaciones a los que nos enfrentamos.

Ése es un buen momento para apretar el botón de parada de emergencia y revisar cómo te siente, y que hace que te sientas así. Revisa si alguna parte de tu ecología personal se está degradando, y revisa qué está pasando con tu objetivo y con el modo de conseguirlo. ¡Tú vales muchísimo más que tu objetivo! ¡Seguro! (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Nos hemos insensibilizado

“Si consigues liberarte de los estados de intoxicación por sobreestimulación, descubrirás que hay un mundo más allá, un mundo de sensibilidad y de riqueza inalcanzable en el mundo material. ¡Cuidado! Es muy fácil dejarse llevar por los deslumbrantes resortes de la vida a la que estamos acostumbrados, sobre todo porque después de tanta estimulación nos hemos insensibilizado.

Permítete disfrutar de un momento de silencio, de quietud, de recogimiento y volverás a encontrarte con tu esencia, con aquello que te define como ser, y como héroe de tu propia vida” (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Instalado en la cotidianidad

Si estás demasiado instalado en la cotidianidad, te aconsejo que empieces con retos muy pequeños, como por ejemplo, elegir otra ruta para llegar a casa. ¡Arriésgate! Aunque eso implique que al final sea un camino más largo. ¡Lo has intentado y eso es lo que cuenta! Combina tu ropa de otra manera; lee aquello que nunca hojearías; saborea alimentos de otros países; mira películas que en principio no serían de tu agrado; ¡visita otra ciudad, país o continente! Conviértete en un microaventurero. Ése es el primer paso (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Dentro de cada uno de vosotros y de vosotras hay una persona excepcional

long_distance_running

Una queja constructiva aporta iniciativas, alternativas y propuestas de mejora. Una queja destructiva sólo mete ruido. Ésta es la postura fácil y cómoda. Todo el mundo puede instalarse en ella y, sin embargo, no añade ningún valor personal o social.

A las personas que sois más jóvenes, yo os diría que si no os gusta el mundo como está, que lo cambiéis con vuestra ilusión, con vuestro esfuerzo, con vuestra generosidad, vuestro coraje y vuestro compromiso. Los verdaderos líderes son los que hacen que sucedan los cambios. Si queréis lidiar el despliegue de una nueva sociedad, tendréis que poner las manos a la obra y ayudar a construir ese mundo en el que a todos nos haga más ilusión vivir.

Para que alguien te tome en serio primero te tienes que tomar en serio tú. Si buscáis el camino fácil no lo vais a encontrar. El camino a seguir es el camino del héroe, es decir, de aquella persona que a pesar de las dificultades, a pesar de que haya gente que no le dé crédito, confía en sus posibilidades, persevera en medio de las dificultades y finalmente triunfa. Tal vez no haya conseguido hacer realidad sus sueño, pero de lo que tengo pocas dudas es de que el haber perseguido su sueño con la mente y el corazón le habrá ayudado a crecer y madurar como persona. Tan importante es la meta como el camino para alcanzarla.

Si los mensajes que nos mandamos a nosotros mismos son de aliento y confianza, persistiremos en medio de los obstáculos y adversidades. Si, por el contrario, los mensajes que nos enviamos son de duda constante y de desconfianza, no ha de sorprendernos que abandonemos ante el menor tropiezo. Dentro de cada uno de vosotros y de vosotras hay una persona excepcional que sólo saldrá si creéis que existe y estáis comprometidos a que cada vez esté más presente en vuestras vidas. Esa persona no es otra que vuestro mejor yo (Dr. MARIO ALONSO PUIG, La respuesta).