La consecución de un objetivo

La consecución de un objetivo, de un deseo o de un sueño es más que el hecho de llegar allí. Es un camino interior, donde lo más importante es el aprendizaje que realizas a medida que avanzas hacia tu objetivo. Las situaciones que surgen, los momentos de dificutad, los problemas que debes resolver, las personas que se cruzan en tu vida, todo esto son oportunidades para aprender y mejorar, y te permiten entender mucho mejor quién eres tú y de lo que eres capaz.

Sólo poniéndote a prueba, sólo saliendo de tu zona de confort, vas a descubrir quién eres realmente. Por eso, no hay  camino que no pueda ser un objetivo en sí mismo y que, con la actitud adecuada, no te permita triunfar y convertirte en un héroe.

Los compañeros de viaje vendrán y se irán, y eso es parte del proceso de vivir. Habrá gente que aportará mucho a tu vida, y otros que, aunque no lo busquen y no lo parezca, también lo harán (siempre y cuando sepas aprender de ellos).

En definitiva, para mí, conseguir un objetivo es mucho más que alcanzarlo, es el propio proceso de haberlo realizado de que cuenta tanto o más. Son las alianzas hechas por el camino, los amigos ganados y los perdidos, la sabiduría cultivada, el valor descubierto dentro de ti, la inteligencia, la astucia, el atrevimiento para resolver situaciones. En definitiva, el descubrimiento (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).