Somos nuestro peor juez

Si con alguien somos exigentes, intransigentes, intolerantes y duros es con nosotros mismos. ¿Qué te parece? ¿Te parece normal que justamente contigo mismo seas tan agresivo? ¿Les hablarías así a tus amigos, a tus padres, a tus hijos? Seguramente no, pero no eres el único: todos los hacemos. Somos nuestro peor juez y nuestro peor verdugo, sentenciamos y ejecutamos sin compasión, nos exigimos sin tregua alguna y, cuando obtenemos los resultados, no nos recompensamos.

Quizá sea el momento de tratarnos con un poco de respeto, ¿no crees? Con el respeto que se merece cualquier ser humano, con el amor y la ternura que cualquier persona se merece. (…) Precisamente de eso estoy hablando, de que seas comprensivo, cariñoso contigo mismo, tolerante y paciente. La mejor recompensa es el reconocimiento de la persona que te quiere más en este mundo y que allí donde vas te acompaña: tú (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s