El águila y el lobo

“No nacemos con una libertad completa, pero sí con una libertad auténtica. Todos tenemos una parte material y la materia no es libre, sino que está determinada. Sin embargo, no somos exclusivamente materia, también hay en nosotros una dimensión espiritual que está llena de unidad, de verdad, de bondad y de belleza. (…) Y por eso, aunque en nuestro interior hay una inclinación a dominar a los demás, también hay una inclinación hacia el encuentro a través de la compasión y el amor. Tenemos así líderes en la historia que han ayudado a que aflore aquello que engrandece a las personas; Mandela, por ejemplo. Otros líderes, por el contrario, han apelado y despertado a esa parte digamos más fea del ser humano: Stalin, Hitler…

aguila_vueloLos indios navajos en Nuevo México cuentan una historia preciosa que es la base de su filosofía: ”Dentro de mí está teniendo lugar una gran batalla: por un lado está el águila majestuosa. Todas las acciones del águila están llenas de verdad, de bondad y de belleza. El águila que habita dentro de mí vuela por encima de las nubes. Y aunque a veces baja a los valles, siempre deposita sus huevos en la cumbre de las altas montañas. Pero dentro de mí también vive un terrible lobo. Él representa lo peor que hay en mí, se sustenta sobre mis propias caídas y justifica su presencia diciendo que él es también parte de mí. ¿Quién ganará esta gran batalla? Aquel a quien yo cada día alimente”.

24546-lobo-ferozEl lobo se nutre, fundamentalmente, del ensimismamiento, del narcicismo, de la autosuficiencia, del creerse más que los demás y de estar obsesionado con ser valorado y reconocido por lo que eres y por lo que haces. Cuando el egocentrismo alcanza ese nivel el lobo está en su terreno. Un filósofo austriaco, Martin Buber, decía que cuando nos convertimos en el centro del círculo, entonces somos incapaces de ver las inquietudes y las necesidades de los demás. Es entonces cuando alimentamos al lobo. Sin embargo, cuando comprendemos que todos tenemos sueños, tristezas y necesidades y ayudamos a otros a alcanzar sus sueños, a mitigar sus tristezas y a cubrir sus necesidades, entonces es como si abandonáramos ese círculo de nuestro egocentrismo y facilitáramos que apareciera una elipse. La elipse tiene dos centros que somos tú y yo. Cuando en nuestra relación construimos una elipse estamos alimentando al águila” (Dr. MARIO ALONSO PUIG, La respuesta).

Anuncis

2 pensaments sobre “El águila y el lobo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s