El orgullo de sentirse victorioso

El orgullo de sentirte victorioso frente a tu propio reto también afectará a tu autoestima. Con cada prueba superada irás aumentando tu cuenta corriente de autoestima y eso te impulsará hacia adelante y te preparará para los tropiezos. Demuéstrate que puedes, que sí eres capaz, que lo que pensabas sobre ti mismo o lo que los otros pensaban no se correspondía con la realidad. Eres mucho mejor de lo que nunca habías creído o pensado: si te has sorprendido una vez, lo puedes hacer muchas más. Es cuestión de seguir retándote, seguir demostrándolo, ¡siempre adelante!

En los momentos de duda o decepción podrás recurrir a esa dosis de autoestima que tenías ahorrada en tu cuenta personal. Por ello, es tan importante que tengas tus pequeños retos en el camino que se conviertan en pequeños logros. Sí, son pequeños, pero a menudo son tan importantes como los grandes. De los grandes se disfruta pocas veces, de los pequeños puedes disfrutar a menudo (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Anuncis

¿Cómo te comerías un elefante?

“Hay una pregunta que me resulta especialmente interesante y es: ¿cómo te comerías un elefante? La respuesta habitual suele ser que a trocitos, pero a mí me gusta más decir que siempre sabrá mejor aliñado con diferentes salsas y guisos. ¿No crees?

¿Por qué pensar en el objetivo final para motivarte si puedes disfrutar del proceso? ¿Por qué no convertir el proceso en una fuente de sensaciones positivas?” (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Víctimas de lo que pasa a nuestro alrededor

Me gusta mucho el lema de san Francisco de Asís, adoptado por los AA (Alcohólicos Anónimos), que dice así: “Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar, y la sabiduría para reconocer la diferencia”. Como ya te he comentado, hay personas que están peleadas con el mundo, y siempre se quejan de cosas que no pueden cambiar. Sienten dolor y culpan de ello a su entorno. Sólo son víctimas de los sucesos que pasan a su alrededor (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Mantener la energía necesaria

A principios de año o después de vacaciones, nos llenamos de buenos propósitos que comenzamos pero nunca terminamos: perder peso, estudiar, dejar de fumar, dejar de beber, comer más sano, buscar un nuevo trabajo, escribir un libro, meditar… La lista es interminable, y la gran mayoría suelen tener en común el grado de ilusión inicial y un deterioro posterior de esa emoción.

¿Por qué nos pasa esto? La razón es relativamente simple, y es que no sabemos cómo conseguir cosas. No tenemos un buen sistema para mantener la energía necesaria (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Para continuar intentándolo…

Para continuar intentándolo, tienes que estar convencido de que algo puede cambiar. Luego debes preguntarte: ¿cómo puedo estar seguro de que voy a fallar sólo porque hasta ahora eso es lo que ha pasado? ¿Qué tendría que cambiar para que eso fuese diferente? ¿Cómo sé que he estado contemplando todas las posibilidades para hacer las cosas de otro modo? ¿Cómo saben los demás que no hay más posibilidades? ¿Cómo pueden saber lo que va a pasar en el futuro?

(…) Si crees que no puedes hacer alguna cosa, que no eres suficientemente listo, rico, guapo, que no tienes dinero, amigos o recursos para llevar a cabo tu objetivo, pregúntate ¿cómo lo sé? ¿Quién lo dice? ¿Cómo puedo estar tan seguro? O ¿cómo puede estar tan segura la persona que lo dijo? (El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).

Anar amb el freno de mà posat…

Hi ha persones que sembla que vagin sempre amb el freno de mà posat. Persones que busquen una mena de control sobretot i especialment sobre les seves emocions. No seré jo qui defensi una mena de disbauxa emocional, ni un descontrol ple d’alts i baixos desconcertants… Però una cosa és anar descontrolat i l’altra és anar amb el freno posat.

Des del meu punt de vista anar amb el freno de mà posat és riure però no del tot, alegrar-se però no massa, emocionar-se però només una mica, estar content però tampoc és per tant, plorar però amb certa vergonya, sentir però sentir com qui sent ploure…

Anar amb el freno de mà posat és una mena de racionalització exagerada de tot el que ens succeeix. Les hormones, l’edat, la salut, la genètica, sempre hi ha una explicació per no sentir o per no donar importància a allò que sentim. Com si les emocions fossin dolentes.

Anar amb el freno de mà posat és pensar sempre que algo pot anar malament. O allò que alguns diuen: més val pensar en negatiu perquè si les coses surten bé t’emportes una gran alegria i una gran sorpresa… Llavors no gaudeixo ara perquè potser demà estaré malalt, no sento ara perquè sempre pot ser pitjor, no me n’alegro del tot perquè la vida és molt dura i a vegades es pateix.

Anar amb el freno de mà posat és haver perdut la il·lusió i l’esperança i oblidar que el millor està per arribar. És no viure el moment present, la màgia de cada instant, la màgia de l’ara i l’aquí.

Les emocions les hem de sentir amb tota la seva força. No les hem de negar ni anular. El que cal és gestionar-les i dirigir-les cap el nostre creixement personal i cap a la nostra millor versió.

¿Qué es lo que hace que no me acabe de creer mi propio objetivo? ¿Cómo sabes que no tienes el talento suficiente?

Imagina que quieres ir al gimnasio para perder un poco de peso. Has intentado cambiar la etiqueta o codificación de la imagen de tu objetivo pero no has podido, o al menos no a un nivel aceptable.

Para intentar analizar el porqué  podemos preguntar: ¿qué es lo que hace que no me acabe de creer mi propio objetivo? ¿Qué tendría que cambiar para que me lo creyera más? ¿Qué tendría que hacer diferente?

Lo habitual es que la respuesta refleje una idea que yo tenga del mundo o de mí mismo: “no tengo el talento suficiente”; “voy a hacer el ridículo”; “va a ser muy duro y muy difícil”; “la gente no me respeta”, etc.

A todas estas respuestas, les puedes hacer otra pregunta: ¿cómo lo sabes? ¿Cómo sabes que no tienes el talento suficiente? ¿Cómo sabes que vas a hacer el ridículo?

Este punto es muy interesante porque nos permitirá determinar las cosas que debemos plantearnos:

a. La capacidad que tenemos para evaluar a otras personas que han dicho algo sobre nosotros.

b. La capacidad que tenemos de emitir juicios sobre aquello que va a pasar.

c. La relación que establecemos entre dos hechos.

d. El significado que le damos a algo.

(El arte de conseguir lo imposible. Cómo convertirte en héroe de tu propia vida. XAVIER PIRLA LLORENS).